domingo, 7 de agosto de 2016

Casi desarmado...

Hola de nuevo.
Son varias las cosas que quiero contar, asi que vamos allá.
El coche está casi desarmado, únicamente le queda la caja. El mamparo entre cabina y motor, bulkhead, no lo sacaré, será lo único que deje. Una vez termine, sustituiré la parte trasera del chasis, muy estropeada, limpiaré y pintaré el chasis por completo. El motor funciona perfectamente, así que lo limpiaré para sacarle la mayor cantidad de porquería posible, pero sin desmontarlo del chasis. Las aletas ya están listas, saqué los bullones que tenían y sólo les falta un poco de masilla o aparejo para igualar la superficie y pintar. El capó también está a falta de poner un portarueda que pude conseguir, pieza que irá galvanizada, como las bisagras.
Me hice con tres puertas en buen estado,  un capó con portarueda, que era lo que quería y un par de banquetas para la parte trasera.
Ya tengo hecha una selección de piezas para comprar.
Mecánicamente me queda reparar los bombines del embrague, algo que haré en cuanto pueda ahora que ya tengo fácil acceso al haber sacado las aletas.
Espero poder ir haciendo más cosas.

Sin las aletas. Tengo que quitar el radiador para reparar y pintar la calandra. En el alojamiento del motor hay que soldar algunos soportes sueltos (el del filtro del aire, de la batería y el reflector del ventilador, que haya visto)
La aleta derecha, son sólo tornillos, pero el óxido que tenían y el difícil acceso hizo necesario dos personas para desmontarla.
Piezas preparadas para limpieza.
Aquí las aletas ya tienen los bullones sacados, es muy gratificante ver cómo con unos pocos golpes de martillo la chapa vuelve a su sitio.

En la última foto se ve el color gris original muy gastado, lo que en principio me hizo pensar en que el coche era azul. Aún no se cómo lo pintaré, si gris, original o azul navy, que me gusta más... (creo que será el azul al final,ya veremos)
Bueno, ya iré contando alguna cosa más.

martes, 7 de junio de 2016

Seguimos desarmando

Pues seguimos quitando piezas. En el rato de esta tarde he quitado la puerta trasera y los laterales de las ventanas, y como la cosa no tiene más complicación que quitar unos cuantos tornillos pongo las fotos y listo.

La puerta, quitar los dos tornillos y listo, muy sencillo.
La parte trasera sin la puerta.
Lo mismo con mejor luz.
Las ventanas derechas desmontadas.
Vista del coche sin el lateral derecho.
Visto desde atrás.
Entre las ventanas la caja existen unas piezas que sirven para que los laterales apoyen mejor en la caja.
El lateral izquierdo desmontado.
Sin los laterales.

El aspecto del coche así es impresionante, a pesar de estar como está. Cada vez me gusta más y tengo más ganas de terminar, aunque se que queda aún un montón de tiempo y trabajo.
Hasta pronto.

lunes, 6 de junio de 2016

Llegó el verano.

Pues aquí estamos otra vez. Rato a rato, tornillo a tornillo (ha habido tardes en las que he ido a quitar tres tornillo solamente), hemos puesto el coche en modo verano, y es que la capota ya está desmontada, ahora le toca el turno a los laterales (ya hay dos tornillos quitados) y luego la caja. Pero todo a su tiempo.
Al quitar los tornillos del parabrisas he podido soltarlo.
Muy chulo, muy Land Rover.
Sin el techo ya se ve el empaque que tiene incluso descapotado.
El techo llega hasta el techo.
Hasta( espero que) pronto.

lunes, 16 de mayo de 2016

Desmontando.

Hola de nuevo.
Han pasado cosas desde la última vez, pero he esperado hasta tener algo más que contar. Lo último que comenté fue lo de la dirección, bastó con ajustar una tuerca en la caja de dirección y puede comprobar como mejoró la respuesta al volante. Fue una pena que días después cuando fui ya decidido a ir a pasar la ITV no pude mover el coche, se había ido el embrague, en concreto el bombín hidráulico; cuando lo revisé resultó que salía aceite por los dos, maestro y esclavo, así que me hice con los retenes de goma para repararlos, igual que hice con los bombines de freno. Retiré las chapas para buscar el cilindro esclavo y lo encontré pero el maestro... Ése está más escondido, y para acceder a él hay que quitar la aleta izquierda, operación que no he podido hacer hasta este fin de semana. También he retirado los tornillos del techo al parabrisas y las dos puertas.


La puerta del conductor ya está apoyada en la pared

Las punteras del chasis presentan un estado bastante feo, aunque no es nada que no se pueda reparar con chapa y soldadura.

El vierteaguas del techo tiene una especie de pasta que será sustituída.

Las bisagras parecen casi una obra de arte.

h
 He tenido la oportunidad de hacer una ruta off-road en 
Land Rover, lo que no ha hecho otra cosa que animarme a seguir con mi proyecto.

v
 La estructura de los asientos, falta quitar los raíles para limpiarlos, repararlos y pintarlos de nuevo, como todo lo demás.

m
 Puerta del copiloto y chapas del suelo del habitáculo.

La cabina pelada, ya hay acceso al cilindro esclavo del embrague, pero seguiremos desarmando.

 Y por fin tenemos acceso al cilindro maestro del embrague, ya sin la aleta. 
Se puede ver cómo está todo empapado de aceite, esa fuga no es nueva, y hay que repararla.

 Sin la aleta, el acceso a todo el motor es muchísimo más fácil.

g
 La caja de dirección con la chapa de identificación, ha salido a la luz tras innjmerables años bajo una capa de grasa y mugre.

s
 La aleta desmontada. 
En otro rato habrá que quitar el faro y los pilotos.

 Está pidiendo martillo a gritos, hay que sacar esos bullones.

 Parece que estuviera en un desguace.

 Las cajas donde están los cilindros hidráulicos de embrague y freno. 
Los retenes del cilindro de freno también serán cambiados, y quedará todo nuevo.

Tras retirar la aleta aparece el color original.


Hasta pronto.

domingo, 27 de marzo de 2016

Quitando tornillos...

Hola de nuevo.
Hace unos días saqué a Romero con la ilusión de pasar la ITV, y fui al lavadero a adecentarlo un poco. De camino pude observar que tal como tenía la dirección no pasaría la inspección así que volví a encerrarlo y al día siguiente anulé el seguro que le hice.
Así las cosas decidí empezar con la restauración integral y desarmé puertas, capó, suelo... En internet pude saber que la dirección se ajusta muy fácilmente, y de nuevo me centré en ajustarla para ponerlo a circular cuanto antes... Y en esas estamos, he sacado el protector de la caja de la dirección para ver si centramos un poco el coche y mejoramos la manejabilidad. Fotos:

Esta foto es de cuando le monté los frenos delanteros ya reparados, se puede ver el charco de líquido de frenos de cuando reventó el bombín.
Al desmontar el parachoques me llevé ésta desagradable sorpresa, que me hizo pensar si seguir adelante o deshacerme del coche y dejar el proyecto.
En Internet localicé que se venden esas piezas para cortar y soldar y no son caras, "si se venden por algo será", pensé. Así que otra vez animado. Luego me di cuenta de que la parte izquierda lleva el número de bastidor y no se puede cambiar,  otra vez desánimo, luego encontré una restauración en internet en la que pude ver cómo arreglarlo, otra vez arriba...
Habitáculo sin suelo, ya no hay puerta. También descubrí que el descuadre de la puerta es por el desgaste de un casquillo de bronce que lleva la bisagra, sustituirlo, 1,3 euros.
Puerta, capó, coche sin paragolpes...
Tras buscar en Internet sobre el desajuste de la dirección me he centrado en eso. Aquí se ve el protector de la caja de dirección caído y con parte de lo que tenía dentro.
Y desde el interior del guardabarros la dichosa caja. Es posible que le falte aceite, así que lo repondré, según me han dicho, por la tuerca cuadrada que se ve en la foto.
La tapa protectora no habría salido sin mis amigas las cizallas.
Herramientas de precisión.
Nos vemos.

Frenos terminados.

Hola de nuevo.
Voy a relatar los últimos avances con Romero, ese es el nombre que, como sabéis, le he puesto al Land Rover...
En el anterior post dejé el coche listo a falta de purgar los frenos, pues bien, cuando acudí a hacerlo vi que había perdido el líquido de freno por una de las ruedas delanteras, así que vuelta a empezar. El haber reparado los bombines traseros y dar presión al circuito hizo que saltara por su parte más débil. Así que coche arriba de nuevo y a desmontar los bombines delanteros, cuatro en este caso, lado izquierdo seco, lado derecho, lleno de líquido de frenos, en este lado el latiguillo es el original, en el otro lado está cambiado, lo que me hace sospechar que fueron reparados los bombines en ese lado.
Los bombines traseros me los repararon por 20 euros cada uno, ahora son cuatros bombines... En Internet localizé un kit de reparación por 2,80, así que lo pedí, junto a latiguillos nuevos y tulipas para los pilotos.
Efectivamente los bombines rotos tiene las gomas de los retenes originales, hechas polvo y se cambian muy fácilmente tras limpiar el bombín y comprobar que no hay desgastes ni arañazos raros; los retenes del otro lado están reparados como sospechaba y funcionan bien, pero los cambio. Listo, limpieza con desengrasante de zapatas, portada patas y tambores, montaje de nuevo, ajustar zapatas, llenar circuito de frenos, purgar y frenar. Leído así parece fácil, y es que lo es, lamento no haber hecho fotos (no pongo tanto empeño en éste blog como en los de las vespas...).
El caso es que el coche ya frena y no lo hace mal. Así que decido sacarlo al lavadero y de paso ver qué tal se maneja. Arranca perfecto, suena muy muy bien, frena, funcionan todas las luces, las marchas entran bien, el embrague correcto, pero ¿y la dirección? ¡Ay la dirección! Tiene mucha holgura, así que será la siguiente cuestión a tratar, ya he estado mirando por Internet.
En el lavadero, hasta por dentro le he chiflado y me parece mentira con la de porquería que le he quitado, cómo le queda tanta... La pintura original se deshace con el agua ¿? pero a eso ya llegaré ya...
Hace poco hablaba con amigos de lo que supone hacer una restauración de éstas en cuanto a los ánimos de uno, haces una pequeña cosa y te vienes arriba, miran otra vez en conjunto y abajo de nuevo... Ayer estaba contento por sacar el coche, pero se me ha alargado el plazo de término, si es que alguna vez hubo uno.
Nos vemos.

lunes, 29 de febrero de 2016

Frenos al descubierto.

Hola a todos, aficionados a los Land Rover, a los cacharros, a desarmar para ver cómo funciona, restauradores y demás. Este domingo al fin terminé con la tarea que empecé hace un tiempo, quitar los tambores y revisar los frenos.
Pues bien, el tambor delantero derecho lo saqué tras quitar un tornillo rebelde con un destorgolpe, y el izquierdo después de multitud de martillazos, sólo se movió cuando le di un golpe bien dado, y es que la cosa no es cuestión de fuerza... Al golpear, le daba inclinado para no golpear el plato porta zapatas, los otros tambores han salido así, pero con éste no había manera, de modo que al final se me ocurrió la feliz idea de usar una llave de codo para apoyar en el tambor y dar el golpe en la dirección adecuada... Dos golpes bastaron.
Con los tambores fuera pude ya comprobar que los bombines delanteros estaban secos, lo que indica que no hay fugas, no así los traseros, totalmente engrasadas las zapatas (enormes zapatas) y los bombines, por los que además rezumaba el líquido de frenos y se salía a chorro al accionar el pedal.
De modo que procedo a desmontar las zapatas y los bombines traseros para llevarlos a un taller y que digan si los arreglo o sustituyo. Vamos con las instantáneas.

Tambor delantero izquierdo tras incontables  martillazos mal dados y dos bien.
Delantero derecho.
Trasero izquierdo ya sin el bombín.
Trasero derecho igual que el anterior.
Bombines a revisar.
Las zapatas las veo bien, pero no soy un experto, a ver que me dicen y os cuento. 
Saludos.


Este párrafo está editado tras la despedida anterior.
Esta tarde mismo he ido al taller a ver qué me contaban y esto me han dicho: los bombines serán reparados, se desmontarán, pulirán los asientos de los retenes de goma y vueltos a montar con retenes nuevos y a las zapatas se les pondrán forros nuevos aunque no están gastadas debido a que han estado mucho tiempo en contacto con el líquido de frenos y no tienen la efectividad que debieran. Mañana mismo estará todo terminado, y cuando lo recoja y tenga tiempo lo montaré y os lo contaré.
Nos vemos.