domingo, 11 de junio de 2017

Reparación del chasis.

Hola de nuevo.
Harto como estoy de limpiar el motor, y habida cuenta de que ya está bastante limpio, he decidido cambiar de tarea, así que esta tarde he echado un rato para preparar las piezas que necesito para reparar el chasis. La parte trasera será sustituida entra como ya he comentado en alguna entrada anterior. En cuanto a la parte delantera, la dos puntas necesitan ser reparadas pero el lado derecho es el que peor está. En este lado se sitúa la batería y anteriores derrames de los ácidos han estropeado el metal, además parece que el coche tuvo algún golpe por ese lado, la aleta y faro nuevos y el chasis algo doblado dan fe de ello. El golpe junto a la debilidad del chasis por los ácidos de la batería, hizo que aquel se doblara e incluso se llegar a partir por algunos sitios, está reparado y bien hecho, excepto la chapa superior que tapaba el agujero de la parte superior, seguramente añadida posteriormente, puesto que el material es distinto y las soldaduras no están igual de bien hechas. La reparación consistía en cortar chapas con la forma adecuada para tapar o sustituir las partes estropeadas.

Aquí tenemos la parte derecha con la chapa de la que se sacará la pieza.

Lo mismo para la parte izquierda.

Se presenta la chapa y con un lápiz se marca por donde hay que cortar.

Aquí tenemos una marcada.

Y aquí la segunda.

En cuanto al boquete descubierto, cortaremos la chapa estropeada.

Primero un lado.

Y luego el otro. Una vez abierto el hueco procedemos de igual manera que antes para marcar en la chapa antes de cortar.

Una vez marcadas las piezas, se procede a cortarlas.

El resultado para la pieza nueva.

Aquí la puntera derecha.

La parte izquierda, estado inicial.

Y cómo quedará una vez soldada la pieza.

También se hacen otras piezas que reforzarán otras partes, en concreto la parte derecha del chasis, más dañada que la izquierda, como ya se comentó más arriba.

Todas las piezas listas, los perfiles en "L" se usarán para reforzar internamente la viga derecha del chasis.

Lo último ha sido poner una cortina de plástico para evitar el polvo del lijado, la pintura...

Hasta pronto.

miércoles, 7 de junio de 2017

Depósito de gasoil.

Buenas. Hoy le ha tocado al depósito de gasoil.

Así estaba cuando lo desmonté. Lleno de polvo y barro.

Tras una pasada con el cepillo de púas metálicas el depósito parece otro.

Con su pintura casi por completo.

El gasoil ha protegido estás partes metálicas. La parte de abajo aún no la he cepillado, porque el depósito está lleno, ya lo haré más adelante.

Hasta luego.

Limpieza de motor y caja de cambios.


Hola de nuevo. 
Poco a poco voy trabajando en Romero, y poco a poco, voy sintiéndome mejor con el trabajo desarrollado, no tanto por lo que se va haciendo, que no es demasiado, sino por saber que ese trabajo constante es el que hará que algún día termine con este faenón que me he buscado...
El título lo dice todo, he limpiado el motor y la caja de cambios. Las fotos de esta entrada fueron tomadas cuando el motor ya estaba un poco limpio, y es que han sido varias las sesiones de limpieza. Lo primero que se hizo fue quitar lo más gordo de la mugre acumulada con una espátula. Para ablandar un poco se roció con el propio gasoil que llevaba el coche en el depósito, para disolver un poco la grasa y facilitar la tarea. En algunos sitios, la grasa, tierra, polvo,y aceite estaba tan apegotonada que no se veían los tornillos o tuercas sobre los que esos protones habían crecido.
Hechas estás operaciones iniciales pasamos a hacer una prueba. A ver cómo funciona una limpiadora de presión.


Así está el motor antes de probar la limpiadora.

Éste es el aspecto de las rótulas de la dirección.

Tras un chiflado con la hidrolimpiadora la cosa cambia.

Y eso que gran parte de la suciedad está muy pegada y endurecida.

Lado izquierdo de la caja de cambios.

Motor, lado izquierdo, hasta ahora no sabía que el motor estuviera pintado.

Lado derecho del motor, además del color del bloque pide descubrir el color de los cables de los calentadores. 

Lado derecho de la caja de cambios. Tras esa rociada con la limpiadora de presión, me di cuenta que no iba a quedar más limpio, así que pasé a la siguiente fase.

Ahora insistiré más en los rincones donde queda grasa y suciedad, aplicando gasoil con una brocha, antigrasa, estropajo verde y un trapo.

Ahora sí se puede decir que está limpio.

Motor lado derecho.

Motor lado izquierdo.

Caja de cambios lado izquierdo.

Caja de cambios lado derecho.

Hasta pronto.

martes, 2 de mayo de 2017

Viga trasera del chasis.

Hola otra vez.
Como tengo un rato voy a ver si me da tiempo a preparar la viga trasera del chasis.

Lo primero es presentar la viga en los largueros, en la posición en que se soldará, había dos opciones: 
la primera era cortar los apoyos de la caja y luego soldarlos de nuevo en la viga nueva, o
la segunda, que era cortar las chapas de la viga para dejar el hueco de los apoyos.
Al final se decide la segunda solución, que nos ahorra una soldadura.

Con un destornillador marcamos la chapa a cortar.

La diferencia es clara con respecto al viejo.

Aprovecharemos para desdoblar algún soporte con un martillo.

Con la cortadora radial efectuamos los cortes.

Incluso las chapas cortadas nos podrán servir más adelante.

Hay que hacer alguna rectificación.

Y también dejamos el hueco para la instalación eléctrica.

Solo resta cortar el travesaño colocado para evitar que la pieza se doble.

Hay que repasar los finales de los largueros que se han cortado, especialmente donde estaba en refuerzo.

El del lado izquierdo en el sentido de la marcha.

Hasta pronto, espero que no pase mucho tiempo.

Conmutador de luces e intermitentes.

Hello again.
Cómo comenté ayer, empezamos a construir. Esta mañana he limpiado la llave de luces y lo pongo aquí por si a alguien le sirve de ayuda. También he limpiado el mando de parada del motor.

El mando de parada, se desarma completamente y se limpia con desengrasante y un estropajo. El resultado salta a la vista, bueno, igual no tanto porque no hay foto del "antes", pero os podéis hacer una idea. Posteriormente se repasarán las letras con pintura.

El conmutador de luces e intermitentes. Previamente ha sido desmontado y limpiado. Vamos a proceder al montaje, el desmontaje es justo al revés. Aquí están todas las piezas, excepto la tapa y la abrazadera que lo sujetan a la barra de dirección.

Empezamos a montar, lo primero es poner un disco aislante entre la caja del conmutador y los contactos.

Sobre ese eje se irán montando las demás piezas.

Ahora es el turno de la placa de las luces, presentamos y bajamos a su posición. Se pone la tuerca que la mantendrá en su sitio.

A continuación colocamos el mando de la luces. Introducimos el muelle en su alojamiento y sujetamos la bola para no perderla.

Se lleva hacia abajo hasta que la carcasa sujete la bola. Esta bola junto con la acción de su muelle respectivo fija la(s) palanca(s) en las distintas posiciones.

Para llevar la palanca a su lugar, hay que subirla y hacerla pasar por la ranura de la carcasa hacia abajo.

Una vez en su lugar, se pone otro disco aislante y sobre él esta pieza, que además de sujetar la palanca de luces abajo, sirve para sujetar la leva de retorno de la palanca de intermitencia.

Sobre ella un separador aislante, para dejar hueco a los contactos de los intermitentes.

La placa de intermitencia tiene cuatro apoyos.

La situamos en su lugar.

Ahora se pueden poner los tornillos y la tuerca que la mantendrá fija, también se sitúa ahora una arandela aislante que también sirve de separador para la siguiente pieza.

La palanca de intermitencia, similar a la de la luces, muelle y bola preparados.

Igual que antes se coloca la palanca.

Arandela en el eje para permitir el giro libre.

Y se sujeta todo con un clip.

Ya casi está, las palancas están ya sujetas.

lo único que queda es la palanca de retorno de la palanca de los intermitentes.

Igual que en el eje anterior, se coloca una arandela.

Y un clip. El mecanismo es sencillo, cuando se acciona el intermitente, la palanca de queda fija por la bola.

Al volver el volante a su posición, una leva en el mismo empuja la palanca que hace volver a la palanca de intermitencia a su situación de reposo.

Ya está todo limpio, incluso los cables que no he incluidoaquí por ser una tarea muy fácil. Queda pintar la carcasa de negro y cromar las palancas, por lo que cuando se haga habrá que desarmar de nuevo el conjunto.

Bueno, hasta luego.