domingo, 14 de enero de 2018

Llantas, llantas, llantas, ruedas, ruedas, ruedas

Saludos desde la llanura.
Sigo trabajando para mejorar la apariencia de mi Land Rover al máximo posible, vamos, que se va a quedar como nuevo, como salido de fábrica... Igual es un poco pretencioso, aunque habrá que ver en qué acaba todo esto. En fin, vamos con las llantas (las ruedas completas en breve).

Las ruedas fueron desmontadas cuando fui a reparar y pintar el chasis, hace algún tiempo. Se han llevado al lavadero a limpiar con agua a presión, se han limpiado con gasolina para quitar los restos de hollín y grasa y finalmente han sido lijadas con lija de agua de grano 280 y 400.

Entretanto han estado en la entrada de la cochera, viendo entrar y salir gente, motos y repuestos...

Antes de pintar recuerdo que las tuercas de las ruedas también debería pintarlas, pero antes hay que lijarlas.

Ya vamos por la mitad...

Terminado, han quedado preciosas, pero así se oxidarían, así que serán pintadas.

Hace ya un tiempo que compré lo necesario para pintar, ha llegado en momento de utilizarlo.

La cabina de pintura recién preparada.

Todo tapado para que no se ensucie nada.

Las tuercas ya están preparadas para recibir la nube de pintura.

Esta disposición permitirá que sean pintadas completamente.

Antes vamos a preparar la pintura, color limestone original de Land Rover, monocapa mezclada con catalizador 3 a 1 (3 partes de pintura y 1 de catalizador), se puede añadir hasta un 10% de disolvente más para darle fluidez y que no haga goterones al salir de la pistola.

En el vaso mezclador nos fijamos en el sector de 3:1, que es nuestra proporción, y como prepararé 200 ml (para las cinco llantas y las tuercas será suficiente), me fijo en la columna del centro. Fijáos que viene el nivel de cada componente, con lo que la mezcla y preparación es muy sencilla.

Pintura, componente A, hasta la señal.

Componente B, el catalizador, hasta su marca correspondiente. A continuación un poco de disolvente y mezclamos bien con una varilla.

Al lío, todo listo, y el compresor haciendo ruido.

El resultado tras las dos primeras llantas es espectacular. El hecho de que quede mucha pintura antigua, que sirve como imprimación y la preparación previa con la limpieza y la lija, favorece el resultado final.

También se pintan por dentro, aunque no se vayan a ver, pero la protección es tan importante como la estética en este caso.

Una vez terminado todo luce muy bien, tanto por dentro...

...como por fuera. En cuanto estén bien secas y tenga tiempo las llevaré a montar los neumáticos, y eso también será algo digno de ser contado, ya veréis.

Hasta entonces.

No he hecho nada desde el otro día salvo dejar secar bien las llantas, que ahora en invierno cuesta algo más. Después de una semana las llevé al taller para que le monten las cubiertas... Impresionantes.

Aunque no lo parezca son de igual medida que las originales, solo que el dibujo, los tacos son algo más anchos, lo que da la sensación de ser mayores.

Resulta que solo habían recibido cuatro ruedas (es el número normal que suelen cambiar) así que habrá que localizar una más para la de repuesto.
Hasta luego.

Ya me llamaron del taller y anoche fui a recoger las ruedas.
Aquí pude ver por vez primera la pinta tan estupenda que tienen.
Y aquí ya están junto al chasis, esperando a se montadas.
Aquí se puede apreciar el antes y el después.

Hasta luego.
Os dejo un video que he hecho esta misma tarde.

domingo, 3 de diciembre de 2017

Más rápido y más caliente...

Hola otra vez.
Ya me he dado cuenta, hace mucho tiempo que no hago nada, lo sé, a ver si ahora cojo una buena marcha.
En fin, cuento novedades. El otro día recibí un pedido de piezas que, la verdad, se ha alargado un poco, pero ha merecido la pena. Vamos.

El par de cajas al llegar a la cochera, sobre las ruedas, a las que solo les falta el último lijado y desmontaje de los neumáticos para su pintado. Tras eso, gomas nuevas y a montar en el chasis para bajarlo al suelo.

Aquí están, no tengo tiempo ahora mismo, pero no me puedo contener, así que tiro de cúter y abro para ver, ya os digo que las fotos son posteriores a éste momento, pero así leyéndolo no se nota.

Por éste bonito cacharro empezó este (espero que último) pedido. Una calefacción tipo Smiths para Land Rover series II y IIA. No es ninguna tontería, hace tiempo me dice con otra de la Serie 3 cuyo funcionamiento es igual que el de esta, pero algo mayor por lo que no cabe en el hueco correspondiente en la cabina. Lo único que sé es que el circuito de agua no está picado, ya lo probaré más adelante.

Resulta que quién vendía la calefacción tenía más piezas disponibles así que completé el pedido, aquí el reenvío del cuentakilómetros.

El alojamiento de uno de los faros delanteros.

Una bomba de agua.

Las cintas de descuelgue del eje trasero.

Los limpiaparabrisas, puesto que los míos estaban completamente pasados.

El tubo de admisión de aire desde el filtro de aceite hasta la culata del motor.

Interruptores, algunas gomas, casquillos y tornillos.

Y aquí está la otra gran estrella, un grupo de engranajes overdrive o supermarcha.

La palanca y el tirador, falta el acople a la caja de cambios, una pletina en L, fácil de hacer.

Este grupo multiplica las revoluciones se salida de la caja de cambios, lo que permite estirar un poco más el motor, consiguiendo algo más de velocidad y menores consumos.

La calefacción después de pasarle un poco el trapo. Lamentablemente, no funciona, pero no os preocupéis, ya sé que tiene arreglo, pero eso... os lo contaré más adelante.
Hasta entonces.

Buenas. Esta tarde he ido un rato y he hecho algo. No hay fotos, y es que limpiar el purificador de aire ha sido una de las cosas más sucias que he podido hacer desde que estoy arreglando cacharros. Tengo que buscarle una goma nueva, la suya está completamente pasada y agrietada, por lo demás, una vez limpio está estupendo.
Ahora sí, hasta otra.

Las fotos que no hice:
El purificador ya limpio, estaba muy muy sucio, completamente lleno de grasa, tierra y polvo pegado lo que hacía que las aberturas para el aire estuvieran casi tapadas.

No lo pintaré a pesar de su estado, así tiene más solera. Cuando lo limpiaba pensé que la advertencia se quitaría con el disolvente que usé (gasolina).

Me sorprende lo limpio que está ahora.

miércoles, 23 de agosto de 2017

Pintura del chasis

Hola de nuevo.
Pues estoy de vuelta, con algún avance para la restauración de mi Land Rover serie IIa de 1972. Una vez que terminé de reparar el chasis estaba listo para la pintura. Así que lo elevé, le quité las ruedas para poder tener mejor acceso y a pintar. Lo primero que hice fue tapar el motor para, a continuación, repasar el chasis con el cepillo metálico y dejarlo lo más limpio posible.

El motor tapado. En esta foto se ve muy bien el aspecto herrumbroso y feo que tiene el chasis.

Una vez cepillado, procedí a tapar todo lo demás que no quería que fuera pintado, el tubo de escape, las gomas de los amortiguadores las tuercas de las puntas de los palieres...

... La caja de la dirección.

Todo listo para coger la pistola y empezar a "construir".

La verdad es que la pintura hace mucho, la puntera en primer plano, anteriormente reparada y con una pinta un poco fea, parece otra una vez aplicada la pintura.

El efecto del chasis completo es muy bueno.

La forma del chasis no lo pone fácil a la hora de pintar, sobre todo en algunos rincones.

la parte trasera del chasis, ya no parece que la viga trasera sea postiza, la pintura lo uniforma todo.

La parte central. En algunos sitios faltaría algo más de pintura y hay algún pequeño punto donde incluso la pintura no ha llegado, pero es innegable el estupendo aspecto que tiene ahora el chasis.

Una vez limpio el sitio luce mucho mejor.

Aún queda trabajo por delante...

Hasta pronto.